Mandamiento número seis: No matarás

Éxodo 20:13 »No matarás.

No matarás, es el mandamiento número seis y consiste en solo esas dos palabras constantes y sonantes, NO MATARAS, muy bien, está muy claro, creo que podemos seguir al siguiente mandamiento,,, Pero,,,  ¿En realidad esta claro?  ¿En realidad entendemos lo que encierra este mandamiento?

Analicemos algunos puntos cruciales, hoy hay muchas personas en la cárcel por asesinato, y aunque muchos son culpables también entre ellos se encuentran personas inocentes que fueron encontrados culpables por un sistema judicial.  Algunos planearon con alevosía y ventaja el asesinato, otros por un momento de coraje perdieron la paciencia y cegados por ese momento de emociones encontradas, tomaron un revolver o cualquier arma para cometer el crimen que acabaría con la vida, no solo de la persona asesinada pero también con la del asesino.

 

Conozco de un caso algunos años atrás, un padre de familia con coraje a 3 jóvenes que estacionaron su auto enfrente de su casa alrededor de la una de la mañana, con música alta, este padre de familia les grito enojado que bajaran el volumen, pero los jóvenes en lugar de bajar, subieron más y se burlaron del hombre, Este fue y tomo un rifle y comenzó a disparar su arma a donde estaban los jóvenes frente a su casa pues, en un momento de coraje y por no saber contener su cordura, mató a dos de ellos.  Eso destruyó su vida, su familia y su reputación de buen padre y hombre de familia.

 

Amigos oyentes, ¿que hace que una persona no piense por un instante y toma decisiones tan drásticas que terminan con muchas vidas?

 

La palabra de Dios dice en

Mateo 24:12 (RVR1995) y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.

 

El amor que es el que nos conlleva a hacer buenas obras se a extinguido en muchos corazones y cuando se encuentran en una encrucijada, toman la salida más fácil, y claro en muchos casos al reaccionar, se dan cuenta que fue la peor acción o decisión que pudieron haber tomado, pero es demasiado tarde.

 

Es por eso que en Fe y Esperanza te invitamos a buscar el amor de Cristo todos los días, solo el amor que Dios puede poner en nuestros corazones puede hacer la diferencia en nuestro diario vivir.  Estas palabras nos llevan a hacernos la siguiente pregunta, ¿De que formas podemos matar a otra persona? Y ¿Por qué?

 

¿Que estamos haciendo diferente en estos días, que ah hecho que el crimen aumente alarmantemente?

Nuestra mente está constantemente siendo bombardeada con películas o programas de televisión donde el matar es algo liviano y normalmente no tiene repercusiones, y nuestros jóvenes están constantemente frente a video juegos por 4 a 8 horas diarias donde por esas largas horas el matar es un deporte y algo muy normal, pues al fin y acabo es una competencia haber quien mata más o quién mata a quién primero. Cuando los jóvenes han pasado días, meses o años matando, matando y solo matando, aunque sea un juego virtual, un día el joven toma armas de verdad y mata desconsideradamente en la escuela, en un cine o incluso entra a una iglesia y hace matazón de personas, en su mente programada para matar y matar solo por gusto, es normal lo que esta haciendo sin darse cuenta las vidas que está arrebatando y las familias que está destruyendo.  En el evangelio de San Lucas, capítulo 6, versículo 45, encontramos lo siguiente;

(RVR1995) El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo, porque de la abundancia del corazón habla la boca.

Es por esta razón que debemos tener mucho cuidado de lo que alimentamos nuestra mente, que en este caso está representada por el corazón.

Mientras podemos educar a nuestros hijos, debemos educarlos en el buen camino, y enseñarles que hacer el bien es una virtud que debemos practicar siempre.  Eduquemos a nuestros hijos en el amor y en el evangelio de Cristo, esto sin duda hará la diferencia en su momento dado, pues así respetarán primeramente a Dios y también a sus padres y por consiguiente a sus semejantes.

 

¿De que otras formas podemos matar?

 

Permitamos que sea la Biblia misma quien nos de la respuesta, en Mateo 5:21-22 (NVI) Ustedes han oído que se dijo a sus antepasados: “No mates, y todo el que mate quedará sujeto al juicio del tribunal.” 22 Pero yo les digo que todo el que se enoje con su hermano quedará sujeto al juicio del tribunal. Es más, cualquiera que insulte a su hermano quedará sujeto al juicio del Consejo. Pero cualquiera que lo maldiga quedará sujeto al juicio del infierno.

 

Creo que la escritura es clara, pues ahora sabemos que, si nos enojamos, si insultamos o peor todavía es que una persona maldiga a uno de nuestros semejantes, seremos culpables de homicidio.  ¿Se da cuenta estimado radio escucha de la importancia de llevarnos bien con nuestros semejantes?  Que fácil es matar a una persona, pero pensemos por un instante en nuestra familia, pues siempre que pensamos en la acción de matar, pensamos en los de afuera.   Si al enojarnos o al insultar a uno de nuestros familiares es lo mismo que matarlo según las palabras de Cristo Jesús, ahora se puede imaginar la importancia que en el hogar debe reinar el amor y la cortesía.

 

Dejemos de matarnos unos a otros en el sentido de estas palabras de Cristo pues recuerde con la mirada podemos matar a alguien, con palabras podemos matar a alguien, con la indiferencia podemos matar a alguien, estas formas de matar a una persona juegan un papel muy importante en la forma sicológica de nuestros semejantes, tengamos mucho cuidado y tacto al tratar a otras personas.

 

¿Y que de el suicidio? ¿Es lo mismo que matar? Sin duda alguna, pues el mandamiento dice no matarás, y al cometer suicidio estoy matándome a mi mismo.

Sin embargo, algo que debemos entender es que a la persona que comente suicidio, no de juzgar por nuestra cuenta, en el sentido de si le fue contado como pecado o no, ese juicio le pertenece solo a Dios, pues no conocemos a fondo lo que llevó a la persona a hacer tal acto tampoco sabemos si en el último suspiro se arrepintió de lo que estaba haciendo, dejemos que sea Dios quien juzgue apropiadamente.

 

¿Que significa específicamente matar? Y ¿Que encierra este mandamiento?

¿Podemos matar animales?  O simplemente es, “No Mataras” y punto.

 

El mandamiento encierra el hecho de matar deliberadamente e intencionalmente como mencionábamos al principio, pues en si el mandamiento encierra el hecho que no debemos matar a otro ser humano para beneficio o por razones personales, pues si por accidente alguien se atraviesa frente a su auto y usted mata a esa persona, usted no es culpable de esa muerte, pero recuerde lo que dije, por accidente.  También esta el hecho que alguien venga en contra suya buscando matarlo y usted al defenderse, no con la intención de matar a la otra persona, pero al reaccionar, también en este caso la justicia esta de su parte, claro debemos evitar estas situaciones en todo lo que nos sea posible.

1 Juan 3:15 (RVR1995) Todo aquel que odia a su hermano es homicida y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él.

Mateo 5:47 (RVR1995) Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles?

Santiago 3:5-6 (RVR1995) Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! 6 Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad…

Mateo 7:11-12 (RVR1995) Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas cosas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? 12 Así que todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos, pues esto es la Ley y los Profetas.

La regla de oro, trata a los demás, como quieras que te traten.

Col. 3:13 Soportaos unos a otros y perdonaos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

Si es verdad que todos los mandamientos están basados en el amor, este mandamiento tal vez es el que se puede demostrar en forma más literal y lo mostramos al amarnos unos a otros y así perdonándonos unos a otros por amor, el amor de Dios que nuestro Creador mismo a puesto en nosotros, ama a Dios, ama a las personas que te rodean, especialmente a tu familia inmediata de sangre y tu familia de la fe, perdona, perdona y nunca guardes rencor en tu corazón, eso te apartaría de Dios y te aleja de la posibilidad de entrar en la vida eterna.

Joel Medina te saluda y te  Recuerda, el mandamiento es….

NO MATARAS.

 

Leave a Reply