Tag Archives: fe

La Esperanza en el matrimonio

La esperanza es la ilusión con la que todos contraemos matrimonio, regularmente es la esperanza de cada ser humano que al casarse será feliz, y abriga la esperanza que su pareja lo hará feliz.  Si, es verdad que todos queremos ser felices, pero de pronto esperamos o buscamos la felicidad de forma incorrecta, pues el egoísmo en la humanidad ha hecho que pensemos solo en noso
tros primero, y en segundo en uno mismo y tercero solo en mí.

El pensamiento típico de un joven es, -Necesito encontrar a alguien que me haga feliz. Con este tipo de pensamiento, ya se está empezando mal, pues el matrimonio es mucho más que buscar a alguien que nos haga feliz.

Debemos primeramente examinarnos a nosotros mismo y ver que podemos aportar o ofrecer a una relación, pues primeramente así es como lograremos la felicidad interna.

En lugar de buscar a alguien que nos haga feliz, pensemos si a la persona que he elegido para pasar el resto de mi vida a su lado, yo la puedo hacer feliz, tomando en cuenta que en un momento dado el amor llegará y por ese amor que estará en nuestras vidas, desearemos que nuestra pareja sea feliz, y como le amamos fuertemente, al ver la felicidad en esa persona especial, nosotros también seremos felices.

Con la esperanza en ambos corazones debemos despreocuparnos por el mañana y vivir el presente y unidos en un solo corazón, ser felices, sin que nada ni nadie lo impida, la felicidad no se puede comprar, solo se puede cultivar diariamente con detalles por ambas partes.  Es fácil decir, “no te preocupes por el mañana” pero cuán difícil se hace cuando llegan los problemas y debemos enfrentarlos y solucionarlos. De una cosa si podemos estar seguros, con Dios en nuestras vidas, cualquier problema puede ser más llevadero, pues la invitación de Dios es que en Él depositemos nuestras cargas.

Echa sobre Jehová tu carga, y Él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo. Salmos 55:22

Y Cristo rectificó también con estas palabras: Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Mateo 11:28

Cuando los problemas empañan nuestra felicidad es muy común renegar de nuestra pareja incluso de nuestra misma vida. Hay problemas que solos no podemos enfrentar, pero cuando se une el matrimonio en contra de cualquier problema todo puede ser más fácil y más llevadero, y si unidos el matrimonio ponen sus problemas en la bendita esperanza de Dios, allí sí que podremos ser felices y en muchos casos incluso aunque el problema no esté cien por ciento resuelto, pero el solo hecho de saber que Dios está al control, imana una paz y tranquilidad en nuestro ser que inmediatamente contagia a nuestro cónyuge, y así vamos logrando ser felices, día a día.

Si entregamos nuestras vidas a Cristo podremos hacer nuestras las palabras del Salmista que dicen: Cuando en mí la angustia iba en
aumento,
tu consuelo llenaba mi alma de alegría. Salmos 94:19
Recuerda que la esperanza que lleva a la felicidad está en Jehová.  Gálatas 6:7 dice: No os engañéis, Dios no puede ser burlado; porque todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

¿Quieres ser feliz? Hoy siembra felicidad en tus seres amados, y mañana, según la promesa Bíblica, como cosecha recibirás felicidad.

Dios te bendiga ricamente

Joel Medina

Capellán y Evangelista

Fe y Esperanza

Info@feyesperanza.org

Pasos para alcanzar la felicidad: LA FE

¿Que es fe? y ¿necesitamos la fe para poder ser felices?  en el término bíblico la fe se enfoca en confiar en Dios, y creo que Hebreos 11:1 es el texto más popular cuando tratamos de descifrar la fe.

Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve. Hebreos 11:1

¿Pero como la fe nos puede ayudar en nuestro matrimonio? Sin duda alguna necesitamos tener mucha fe en la persona con la que compartimos nuestra vida, la persona que no conocíamos y que tampoco era familiar nuestro hasta que se pronunció el “si” cuando se aceptaron los votos matrimoniales.  Desde ese momento se inicia una nueva etapa para una amistad que luego se convirtió en noviazgo y termino en matrimonio. Ahora unidos enfrentan al mundo entero, pero siendo individuales, y ahora él debe proteger, cuidar, amar y respetar a su esposa. Y ella, debe amar, atender, respetar y ser una ayuda idónea para su esposo. Dios no le dio al hombre una esposa para que la maltratara o pisoteara, el plan de Dios era que el hombre la amara y cuidara, de la misma manera la mujer fue dada al hombre para que lo amara y ayudara en su diario vivir, más no para que fuera su sirvienta.

Así es el plan bíblico y se requiere mucha confianza para poder ser verdaderamente felices, pues como somos individuales necesitamos confiar en nuestra pareja, allí es donde se hace presente la fe. Hoy hay mucho dolor y sufrimiento por personas que pisotean nuestra integridad, y pareciera que entre más se entrega una persona a otra, siempre sale lastimado(a), pareciera que en el mundo en que vivimos, ya no hay ese interés en mantener una relación pura, fiel y sincera.  La sociedad hace que el sexo sea un negocio, y que no hay problema si él o ella son infieles en el matrimonio, y pintan un cuadro que es solo un mirage, pues ponen una infidelidad como parte de la sociedad y pareciera que quien es infiel siempre es más feliz y es normal fallar a tu cónyuge.  La realidad de todo esto no podría estar más lejos, pues cuando despertamos de la fantasía, es entonces donde nos damos cuenta el grave error que hemos cometido, y así, se pierde regularmente para siempre la confianza de nuestra pareja, desde ese momento se termina la fe que nuestra pareja depositó en nosotros.

 

La fe o confianza, no la podemos ver, sin embargo, es algo que si podemos sentir constantemente, y Dios nos pide que tengamos fe, tanto en Él como en nuestros seres amados, pues es con la fe o confianza que hacemos sentir a las personas que nos rodean que valoramos su amistad, que valoramos la fe que han depositado en nosotros.

Recuerda que, Vivimos por fe, no por vista. 2 Corintios 5:7

Tu pareja será muy feliz si demuestras confianza en su honestidad e integridad, y puesto que tu amas a tu pareja, cuando sea feliz, también tu llegaras a ser feliz.

Aunque el siguiente versículo bíblico se refiere meramente a Dios, busca la forma de aplicarlo de una forma indirecta a tu pareja;  

En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan. Hebreos 11:6

De hecho, en el evangelio se revela la justicia que proviene de Dios, la cual es por fe de principio a fin, tal como está escrito: «El justo vivirá por la fe.» Romanos 1:17

Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo. Romanos 15:13

Si es difícil para ti, tener confianza en tu pareja, busca la ayuda profesional para poder lograrlo, pues sin confianza en tu matrimonio o tu pareja, solo acarrearas una vida sin sabores y serás cada día más desdichado(a) y te sentirás miserable por no lograr ser feliz, no olvides que es muy difícil ser feliz sin la fe o confianza en tu pareja y matrimonio, pero si lo logras podras tener un matrimonio muy feliz, largo, duradero y fuerte.

 

Dios te bendiga ricamente

Joel Medina

Capellán y Evangelista

Fe y Esperanza

Info@feyesperanza.org