ISAÍAS 4:1 ¿SIETE MUJERES PARA UN HOMBRE?

Isaías 4:1 (RV1960) Echarán mano de un hombre siete mujeres en aquel tiempo, diciendo: Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas; solamente permítenos llevar tu nombre, quita nuestro oprobio.

INTERPRETACIÓN:

Debido al juicio en contra de Jerusalén Dios envió guerras y destrucción y al morir tantos hombres quedarían muy pocos para que las mujeres pudieran encontrar pareja, eso es muy común en países donde hay tanta guerra.

Pero el sentido principal no es el literal, pues históricamente no hay evidencias que esto haya sucedido al punto que un hombre tuviese 7 mujeres como regla general. 

Analizando el contexto:

Isaías 4:2 (RV1960) En aquel tiempo el renuevo de Jehová será para hermosura y gloria, y el fruto de la tierra para grandeza y honra, a los sobrevivientes de Israel.

3 Y acontecerá que el que quedare en Sion, y el que fuere dejado en Jerusalén, será llamado santo; todos los que en Jerusalén estén registrados entre los vivientes,

4 cuando el Señor lave las inmundicias de las hijas de Sion, y limpie la sangre de Jerusalén de en medio de ella, con espíritu de juicio y con espíritu de devastación.

Sin duda el cumplimiento para estos textos tienen mejor comprensión en el sentido espiritual, pues el pueblo de Dios será perseguido por el sistema religioso corrompido y no es solo la iglesia Católica sino todo el cristianismo protestante que ha apostatado de la verdad, entonces ahora podemos ver que cada iglesia que se llama protestante o cristiana llega a ser una de esas siete mujeres.

El número siete es un número total o completo, indicando que todas 100% en cada una de las iglesias cristianas se cumplirá Isaías 4:1, Excepto el verdadero remanente, ellos son el verdadero pueblo de Dios y son llamados justos y perfectos. 

INTERPRETACIÓN ESPIRITUAL  

Texto: Echarán mano de un hombre:

Cristo es el hombre, Él vino a morir y rescatarnos a darnos un nuevo nombre que es, “CRISTIANOS” pero estas siete mujeres toman por la fuerza un nombre y hacen acciones que no les pertenecen y que no les son permitidas.

Dios es el esposo de su pueblo.

Jeremías 31:32-33 (RV1960) No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová.

33 Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.

Cristo es el novio o el esposo, la iglesia es la novia o la esposa de Cristo. 

Efesios 5:29-30 (RV1960) Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,

30 porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.

Texto: siete mujeres en aquel tiempo, diciendo:

El número siete comúnmente su significado bíblico es completo o total.

Como ya vimos, mujer es la iglesia, hay mucha evidencia bíblica que nos deja en claro que la iglesia es la novia o esposa de Cristo.

Texto: diciendo: Nosotras comeremos de nuestro pan,

Estas mujeres aparentemente no tienen necesidad de que el hombre, las alimente y se creen autosuficientes.  Dicho de otra manera, no necesitan de Cristo que es el Pan de vida.

Juan 6:35 Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.

Texto: y nos vestiremos de nuestras ropas;

La vestimenta es parte de la promesa divina, pues vestiremos ropas blancas que es la gloria de Dios. Estas mujeres han rechazado la vestimenta divina al rechazar el pan de vida que es Cristo, aunque se llamen cristianos.

Dios viste a su pueblo, pero estas mujeres, dicen que ellas solas se vestirán, se sienten que no tienen necesidad de la vestimenta que Cristo ofrece, como si ellas solas se pudieran salvar así mismas. Tristemente esa es una idea que en los últimos años a tomado mucha popularidad, que somos nuestro propio dios y que somos autosuficientes. 

Ezequiel 16:8-10 Y pasé yo otra vez junto a ti, y te miré, y he aquí que tu tiempo era tiempo de amores; y extendí mi manto sobre ti, y cubrí tu desnudez; y te di juramento y entré en pacto contigo, dice Jehová el Señor, y fuiste mía. Te lavé con agua, y lavé tus sangres de encima de ti, y te ungí con aceite; y te vestí de bordado, te calcé de tejón, te ceñí de lino y te cubrí de seda.

Apocalipsis 7:9 Después de esto miré, y vi una gran multitud, que nadie podía contar, de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en las manos.

Texto: solamente permítenos llevar tu nombre, 

Para una mujer especialmente en el tiempo antiguo era sumamente importante y esencial ser casada para poder tener familia, la mujer que no podía tener hijos era considerada por la sociedad como alguien que no tenía valor, por lo tanto ellas mismas se sentían sin valor al no tener un esposo, por eso se tomó esta acción por parte de las mujeres, pero tiene mayor sentido en la interpretación espiritual. 

¿Cuántas iglesias existen hoy que solo se llaman cristianas pero que no siguen la Palabra de Dios?

Estas iglesias solo se llaman cristianas pero quieren vestirse con su propia ropa, pues sus interpretaciones bíblicas y sus doctrinas adulteradas creen que se pueden vestir con sus propios atuendos, y peor aún es que creen que así pueden llegar al cielo, comiendo su propio pan, y con sus propias ropas.

Texto: quita nuestro oprobio.

Este oprobio es precisamente lo que existía en las mujeres que no tenían esposo o familia.

CONCLUSIÓN:

Isaías 4:1 (RV1960) Echarán mano de un hombre siete mujeres en aquel tiempo, diciendo: Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas; solamente permítenos llevar tu nombre, quita nuestro oprobio.

El hecho de hecharle mano es que por la fuerza toman algo que no les corresponde o pertenece. 

Todas las iglesias cristianas que no han abrazado la verdad son identificadas entre las siete mujeres que buscan marido. Ellas quieren el nombre del esposo, y dicen tener su propio pan, o sea otra forma de interpretar la Santa Biblia que es el pan del cielo que representa a Cristo y ellas se visten con sus propias ropas, pensando que están haciendo lo correcto y que así pueden entrar al cielo, estando así muy lejos de la realidad. Ellas se llaman cristianas, pero solo llevan el nombre y nada más, no viven la palabra de Dios, no obedecen la santa ley de Dios ni su doctrina, pero son orgullosas de llamarse cristianas y de vestirse de sus conocimientos, pensando que así se vestirán de ropas blancas prometidas al verdadero pueblo de Dios. 

Vivir como cristianos es un estilo de vida, incluye obedecer todo lo que Dios ha pedido que consideremos como su sana doctrina.

2 Timoteo 4:3-4 (RV1960) Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, 4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

Proverbios 4:2 (RV1960) Porque os doy buena enseñanza; No desamparéis mi ley.

Tito 1:9 (NVI) Debe apegarse a la palabra fiel, según la enseñanza que recibió, de modo que también pueda exhortar a otros con la sana doctrina y refutar a los que se opongan.

Dios nos ayude a ser fieles cristianos honrando el nombre de Dios en todo lo que hacemos. Joel Medina

Author: joelm68

Nacido en Zacatecas, México. Terminando mis estudios en USA. Capellán Ordenado, y con extenso conocimiento Bíblico y en remedios naturales, especialmente con aceites esenciales.

Leave a Reply