El Caracter

Las personas deberían ser bonitas por fuera y por dentro, hay personas que son muy lindas por fuera pero cuando las llegas a conocer te das cuenta que no son muy lindas por dentro, por el otro lado hay personas que no son o por lo menos no aparentan ser muy atractivas por fuera, pero al tratarlas te das cuenta que son una belleza y eso los hace bellos por fuera y por dentro. El carácter es algo que debemos moldear toda nuestra vida, pues es lo que hace una persona, ser lo que es. ¿Como es tu carácter?

¿Cómo se expresa de ti la gente? Tal vez la gente dice que eres muy enojón, o enojona, o la gente dice que eres muy risueño, muy alegre, otra forma como la gente se puede expresar de ti es que, eres muy servicial, y siempre estás dispuesto a ayudar, eso si, siempre con una sonrisa.

Eso es lo que puede reflejar tu carácter, pero, ¿como podemos hacer para tener un buen carácter?

Piensa en lo que haces, y piensa en como tratas a las personas que te rodean, tus hijos, tu pareja, tus amigos, tus vecinos, tus compañeros de trabajo y en toda persona que tocas con tu testimonio.  No olvides que todo lo que tu haces, la gente lo está mirando y de cierta forma también te juzgan por tu forma de ser.  La Biblia nos da varios buenos consejos, el primero lo encontramos en Prov. 17:22, El corazón alegre es buena medicina, pero el espíritu triste seca los huesos.

Un buen carácter empieza por tener un espíritu alegre, una forma positiva de ver las cosas, Yo se que no siempre las cosas van como uno quisiera y que de pronto nos encontramos con incidentes desafortunados que apachurran nuestro estado de ánimo y así va cambiando también nuestro carácter, pero si por lo menos ponemos una buena cara a lo desafortunado, se hará todo más llevadero. Pon una sonrisa en tu rostro y repite aunque sea en tu pensamiento, -Nadie me robara la felicidad en este día.

Muchos piensan que el carácter es algo con lo que uno nace y es inevitable nuestra forma de ser, pero en la Palabra de Dios encontramos varios casos de personas que siendo fuertes de carácter llegaron a ser personas dulces y amorosas, y por el otro lado también están los casos de personajes que eran personas dulces y llegaron a tener un carácter difícil de sobrellevar.

Yo creo que si permitimos que Cristo trabaje en nuestras vidas, Él puede cambiar nuestra forma de ser indiscutiblemente, solo

debemos ponernos en sus manos y ver todo por medio de sus ojos.  El hombre mas malo y despiadado, puede llegar a ser el hombre más dulce de la tierra, si permite que Cristo trabaje en él.

El carácter es lo único que llevaremos al cielo, y por tanto mientras estamos viviendo aquí en la tierra, debemos hacer todo lo posible para que nuestro carácter se asemeje lo más posible al de Cristo. Si ponemos un poco de esfuerzo humano y con la ayuda de Dios, podremos lograr nuestro objetivo. Y que hermoso será que la gente nos mire y nos respete por nuestra forma de ser.

Recuerde si usted tiene un buen carácter, nadie puede hacerle enojar, no importa lo que le hagan, nadie puede hacerle enojar. Pues somos nosotros mismos que decidimos enojarnos por lo que nos han hecho, oh por lo que nos están haciendo. Cuantas veces a escuchado, -Me hiciste enojar.  Si, alguien le hizo algo, le ofendió, golpeo o insultó, pero fue usted quien decidió enojarse.  Se que no es fácil, no enojarse cuando le están ofendiendo o insultando pues la reacción natural humana es enojarnos o devolver insulto por insulto o golpe por golpe.

Pero recuerde la próxima vez que este pasando por una situación similar, Usted puede elegir no molestarse y así, poder

Nadie te puede hacer enojar, si tu no lo permites.  “No te enojes simplemente”

tomar mejor control de la situación frente a usted o un familiar suyo. Hay mucha gente en la cárcel, solo porque en un momento de coraje hicieron lo que jamás en sus cinco sentidos hubiesen hecho.

 

 

No debes olvidar que nuestro carácter empieza a formarse cuando somos niños y en si, desde que estamos en el vientre de nuestra madre, por esta razón debemos tener mucho cuidado como educamos a nuestros hijos, desde el vientre de la madre y conforme van creciendo nuestros hijos, pero no olvides, no estas solo, Dios esta contigo y Él te puede ayudar con esta especial y delicada tarea. Tu carácter es el reflejo de lo que tus padres hicieron contigo y la educación que te dieron.

Te animo a buscar la mejor forma de cambiar tu carácter si fuese necesario.

Medita en los siguientes textos bíblicos:

Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él. Proverbios 22:6

Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;

sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. Colosenses 3:23,24

Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado. Filipenses 2:12-16

Dios te bendiga y siga prosperando con tu familia.

Joel Medina

Leave a Reply